Etiquetas

, , , , , , , , , , ,


La entonación, es la variación del tono de voz, la variación de la curva melódica que traza la voz de una persona al pronunciar las palabras, frases u oraciones, según el sentido o la intención con que lo dice.

El ser humano desarrolla su voz definitivamente alrededor de los 15 años en la mujer, y los 18 años en el hombre. Normalmente hasta el promedio de los 50 años la voz debería ser perfecta. A partir de esa edad, es cuando los órganos vocales comiencen a envejecer. Sin embargo, si adoptas una buena técnica vocal, puedes conservar una buena voz a pesar de la edad. Las voces femeninas se conservan mejor que las masculinas, salvo excepciones.

Para lograr una buena entonación a la hora de la lectura radiofónica, es necesario practicar periódicamente, escuchándose a si mismo a través de grabaciones a un dispositivo portátil o computador. En la lectura, debe respetarse rigurosamente la puntuación y signos ortográficos, los cuales están específicamente diseñados para ayudarnos entonar la voz. Es decir que si respetamos rigurosamente los signos ortográficos, nos será mas corto el camino para lograr la entonación deseada para una frase determinada. Estos signos de ortografía, si los comparamos, representan lo que representan las partituras para los músicos; marcan el ritmo, entonación y matiz. Estos le dan sentido, “música”, emotividad y sentimiento al texto escrito.

Al habituarse a ejercitar esta disciplina, iremos adquiriendo paulatinamente una entonación mas estilizada. Para esto deberemos leer textos de diferentes naturalezas, tales como textos narrativos, comerciales, reflexivos, entrevistas, noticias, etc. En el momento de realizar estas lecturas, se debe exagerar en las tonalidades en un comienzo, para ir  adaptándonos a modificar la tonalidad según sea la necesidad. Luego con el tiempo, sin percatarnos, lo iremos adquiriendo, y se tornara natural en nuestra voz. Por esta razón, es importante que grabes estas lecturas y te escuches con sentido de auto crítica, para detectar en que aspectos debes potenciar y corregirla. No se debe lograr una tonalidad que te fuerce voz, si no una que sea natural, es decir que luego de un tiempo te darás cuenta al escucharte, del avance que experimentarás.